martes, 10 de abril de 2018

CÓMIC Y FEMINISMO









Aunque todavía no terminamos de dejar atrás los rigores de un duro invierno, ya se empiezan a atisbar los primeros brotes primaverales, que nos hacen albergar cierta esperanza y que nos insufla nuevas fuerzas para continuar nuestra labor con energías renovadas.

Damos por inaugurada finalmente la primavera presentando el n° 6 de la revista Tebeosfera, con un dossier monográfico coordinado por Elisa McCausland sobre del tema "CÓMIC Y FEMINISMO", que reúne un nutrido grupo de trabajos de destacados especialistas sobre temas de género.

Como es habitual, la revista presenta ya el sumario monográfico completo, que iremos desgranando paulatinamente, y que se irá completando con más reseñas y entrevistas durante las próximas semanas.

De momento, les invitamos a leer el texto de presentación:

EDITORIAL

Tebeosfera. Feminismo al poder

sábado, 24 de marzo de 2018

LAS VIÑETAS AGRIDULCES DE QUAN ZHOU WU

Cristina Benito entrevista a la autora de “Gazpacho agridulce” y “Andaluchinas por el mundo”, una obra autobiográfica que cuenta el día a día entre dos culturas de una chino-andaluza de segunda generación.

QUAN ZHOU WU: VIÑETAS AGRIDULCES

Tebeosfera. Tebeos tres delicias (o más)

domingo, 18 de marzo de 2018

LA CAÍDA DEL ÚLTIMO BASTIÓN





Gracias al bufón uno podía reírse de sí mismo desde los tiempos de Sófocles. La ironía popular, la chanza y la burla se colaron en todas las casas y todas las cortes, y no hubo señor feudal o rey que no apreciase un poco de risa porque vio que de ese modo también liberaba las tensiones de sus súbditos. La comedia del arte, los juglares, los titiriteros y los payasos surgieron de ese lodo de risas tristes. Denunciaban la diferencia y la injusticia de modo cómplice, ofendiendo levemente al poder a cambio de mantener feliz a la gleba.
Hasta hoy. Hoy los bufones son los políticos, los juglares salen en la tele y los payasos aterrorizan. Y los titiriteros van a la cárcel. Puede parecer una exageración, pero no lo es tanto si repasamos este análisis de los mensajes periodísticos emitidos en referencia al caso del enjuiciamiento de dos titiriteros, acusados de enaltecimiento de terrorismo en Madrid hace unos años. La doctora María Eugenia Gutiérrez lo expone brillantemente en este texto, que denuncia de paso el grave desgaste del poder de la sátira en la actualidad:
Tebeosfera. Cultura popular y sátira más allá de las viñetas.

jueves, 15 de marzo de 2018

DE LA CRISIS, LA REVOLUCIÓN


Las revoluciones socialistas han tenido que construir un nuevo discurso en el siglo XXI. Han tenido que “reinventarse”, como eufemísticamente dicen ahora. Construirse un nuevo relato porque en el nuevo siglo está claro que triunfó la sociedad del espectáculo y ya no es suficiente con aspirar a una nueva realidad: hay que edificar nuevas ficciones. Una de esas ficciones es la de la democracia, tan desgastada tras el triunfo final del capitalismo salvaje que había que convocarla de nuevo en las ágoras, o sea, en las plazas públicas. Así se hizo en mayo de 2011 en las plazas españolas, en un espontáneo y febril ejercicio de manifestación popular que contagió al mundo. Aquel movimiento de indignación provocado por la crisis económica e institucional supuso un cambio de paradigma social que dio lugar a otros movimientos en lugares muy distantes, a nuevos partidos políticos y a una distinta reconfiguración de lo social.
Cómics e ilustraciones fueron algunos de los instrumentos que mejor dieron fe de lo que entonces ocurrió, porque permitían alegorías y plasmaciones de emociones que no podían transmitir el periodismo, ni las televisiones, ni el cine, al menos no con igual velocidad. El dinámico profesor Jorge Catalá se ha percatado del gran potencial de los cómics para contextualizar y catalizar los imaginarios sociales y políticos posibles y lo expone en este documentado artículo:
Tebeosfera. Tebeindignados.

martes, 13 de marzo de 2018

LOS GUERRILLEROS DE BLASCO


La editorial ECC reeditó recientemente las cuatro historias de la serie del Oeste Los guerrilleros, publicada por primera vez en Bélgica, entre 1968 y 1973, en las páginas de la revista Spirou.

La nueva edición añade unas interesantes introducciones de Joaquim Noguero, Antoni Guiral y Luis Gasca, en las que recuerdan los inicios de la firma Blasco, formada por Jesús, acompañado por sus dos hermanos, Alejandro y Adriano. Jesús Blasco se convertiría muy pronto en una de las firmas fundamentales del dibujo realista, triunfando tanto en el mercado belga como en el británico. Como tantos otros de nuestros autores, tuvo que emigrar a otros países en busca de un trabajo estable y mejor remunerado.

Los guerrilleros
constituye un excelente ejemplo de wéstern hiperrealista, un clásico influido por las nuevas tendencias del spaghetti western, en el que se advierten algunos guiños humorísticos y ciertos rasgos caricaturescos, sin dejar de ser una historia épica y dramática.

Jesús Duce es el autor de esta reseña.

TERRITORIO BLASCO 

Tebeosfera. Tebeos que dan mucha guerra.

domingo, 11 de marzo de 2018

FAGOCITOSIS, LA OBRA MAESTRA DE LA DECADA


Aquí no soy objetivo. Lo siento. No puedo serlo. Cuando apareció este tebeo editado por Glénat, Fagocitosis, obra de dos desconocidos para mí, muchos nos quedamos meditabundos. Aquello no parecía tener sentido. Trataba asuntos de gravedad, como la pobreza o la heterodirección de la sociedad mediante la publicidad, pero estaba resuelto con dibujitos en plan cómico. Parodiaba cómics de superhéroes para lanzar un mensaje pretendidamente crítico contra el consumo y el borreguismo burgués. Rescataba a los maestros de la sátira usando para ello la parodia de la sátira. O era el colmo de lo genial o era una burla genialmente expuesta. En cualquier caso era algo genial.
 
Desde entonces no he hallado otra obra que defina mejor la desorientación de la fauna social del nuevo siglo como este tebeo de Prior y Danide. Ante el triunfo del simulacro la mejor filosofía es la parodia y la clave de análisis solo se puede hacer desde la sátira, si bien por vez primera la sátira ya no se dirige contra el poderoso sino contra uno mismo, contra el que avala el control que ejercita el poderoso. Esto también lo ha sabido ver, pero de un modo mucho más docto, el investigador francés y colaborador nuestro Benoît Mitaine, en la reseña:

Tebeosfera. Obras maestras contemporáneas.

miércoles, 7 de marzo de 2018

TEBEOS CONTRA EL MALTRATO Y LA MISOGINIA


Marika Vila es una de nuestras autoras más queridas. Fue una de las pocas que supieron hacer historieta adulta durante aquel boom repleto de historietas “para adultos” que en realidad eran para posadolescentes calenturientos. Luego ha sido una autora cultivada, que recientemente defendió con éxito una tesis sobre los significados de la mujer en el cómic, como sujeto y como objeto, en la Universidad de Barcelona. 
En este texto, escrito para el último número de la revista Tebeosfera, construye un alegato repudiando el machismo violento y también, en general, la misoginia, para lo cual utiliza la obra de Una, autora británica de Becoming / Unbecoming, acaso el tebeo sobre la condición femenina más importante de los últimos años, aquí traducido como Una entre muchas.

Tebeosfera. Todos (y todas) a una.

domingo, 4 de marzo de 2018

LA OTRA BE DE TBO: BAUZÁ



Dentro de unos días cumplirá 101 años la revista TBO, que vio la luz por primera vez en marzo de 1917. Recordemos que fue un lanzamiento del impresor Arques que luego condujo el editor Buigas casi en solitario hasta los difíciles años treinta. Buigas se aliaría luego con otros editores para reflotar la empresa, surgiendo de allí la vinculación con el editor Bauzá y la asociación posterior con Estivill y Viña. A raíz de estos concilios surgió el bulo de que las letras de la revista, la te, la be y la o, habían sido escogidas por causa de un emprendedor llamado Tomás Bauzá Oliver, cosa que muchos creyeron durante mucho tiempo.
 
Tan singular afirmación queda desmentida definitivamente con este estudio que ha desarrollado el periodista Jordi Manzanares, que no solo arroja luz sobre esa particularidad, también logra reconstruir la trayectoria del editor Bauzá, una figura importante de la edición popular en la España del primer tercio del siglo XX, que dio apoyo a la revista TBO y que ha recibido un reciente homenaje en su ciudad natal.

Tebeosfera. Tebeos de otra era.

miércoles, 28 de febrero de 2018

UNA NUEVA MURALLA


Josep Mª Beà publicó La Muralla por primera vez en su revista Rambla, en 1983. Un barco gigantesco de piedra que surcaba un mar transparente rodeado de peces volantes era el punto central de esta historieta experimental.

Ahora La Muralla se ha reeditado con nueva rotulación y, sobre todo, nuevo coloreado. Más detalles, en la reseña de Manuel Barrero.

HAREMOS UN MURO Y QUE LO PAGUEN ELLOS

Tebeosfera. ¡Abre la muralla!

domingo, 25 de febrero de 2018

LOS FRUSTRADOS: EL DECANTADO DE MAYO DEL 68


Cuando las revoluciones socialistas comenzaron a desdibujarse en el bloque humano denominado “Occidente”, los anticomunistas ya habían logrado el control del planeta. Hubo herederos del marxismo con perspectivas muy diferentes ramificándose a lo largo del siglo XX, como el trotskismo, el maoísmo, el operaísmo, hasta llegar a la socialdemocracia, y habían ido surgiendo movimientos sociales con nuevo brío, como el ecologismo y la nueva ola del feminismo, entre otros. Todo ello ocurría en aquel fin de etapa que fueron los sesenta, con 1968 como año crucial. Por entonces hubo quien se dio cuenta de que había consumidores de la cultura popular adocenados y nuevos burócratas liberales, una generación de ciudadanos con ideología de izquierdas que se habían rendido al capitalismo sin saberlo.

De esa fauna surgieron los frustrados que tan genialmente reflejó Claire Bretécher en su obra así titulada, Les Frustrés, retrato de una desilusión que ya estaba tomando forma en los primeros años setenta. El profesor Carlos Vadillo nos recuerda aquel periodo de parloteo esnob que condujo al abandono del pensamiento colectivo por parte de la burguesía acomodada.  


Tebeosfera. Reseñas sin caducidad.

miércoles, 21 de febrero de 2018

BARBARELLA MAX


Los sesenta fueron maravillosos porque nos trajeron el pop, la liberación de los corsés y la psicodelia, que también llegó al cómic. Fue en 1968 cuando Pascal Thomas y Guy Peellaert estrenaron el álbum Pravda, un tebeo que se inscribía en la misma onda delirante de Lone Sloane, Hypocrite, Fritz the Cat, Den, Joe Galaxy o Xiris, por citar algunos hitos. Era la historieta experimental de su tiempo, libre de cánones y además, en el caso de Pravda, implicada con mitos políticos, dado que tomaba el nombre del periódico oficial del estalinismo.  Era un título perfecto para una historia que trataba de la deshumanización del mundo por causa del consumo y sobre la rebelión contra la autoridad, con una protagonista que hoy compararíamos con Imperator Furiosa que representa perfectamente el clima previo a la revolución cultural del año 1968. 

Nuestro excelente conocedor de la historieta contemporánea Rubén Varillas revisa esta obra con ocasión de nuestro número dedicado a las revoluciones: 

Tebeosfera. Tebeos por la causa revolucionaria.

sábado, 17 de febrero de 2018

DAME UN RUSO QUE YO TE HAGO UN VILLANO

La campaña anticomunista norteamericana fue un asunto de Estado que terminó diluyéndose en la cultura popular. Recordemos que setenta años después de la revolución bolchevique que puso en el poder al comunismo en Rusia, el villano más odiado del cine era Iván Drago (el malo de Rocky IV, que había sido militar condecorado del Ejército Rojo, por si no lo recuerdan). A todos nos parecía lógico asimilar su origen soviético con el enemigo a batir. En el cine fueron habituales los villanos tipificados de este modo hasta los años noventa, y en los cómics también aparecían habitualmente enemigos de los superhéroes que, si provenían de la URSS, eran catalogados inmediatamente como villanos de manual.

Mediante un análisis de los mensajes y de los personajes que aparecieron en los cómics de superhéroes de Marvel publicados entre 1961 y 1968, el doctor y profesor José Joaquín Rodríguez, nos deja claro el porqué de la tipificación del mal, su ridiculización asociada y, lo que es más importante, su devaluación a partir del año 1968, cuando el público lector se había ido percatando de que la ideología no se resolvía con ecuaciones binomiales: 

LOS VILLANOS COMUNISTAS EN LOS CÓMICS DE STAN LEE  

Tebeosfera. Si es ridículo y viste rojo es supervillano y comunista.