martes, 31 de diciembre de 2013

FELIZ AÑO NUEVO!

Tebeosfera en pleno, todos sus integrantes, socios y colaboradores, quiere desearles felices días a los que se pasen por aquí, y un muy próspero año nuevo.


(Esta es una imgen de Max. Un poco manipulada por Antonio Moreno, pero de Max)

sábado, 28 de diciembre de 2013

TRES OBRAS DE PESO ENVUELTAS EN POLÉMICA

http://www.tebeosfera.com/anexos/0A/noticias_sobre_comic_el_pais.htm

Esta mañana han surgido tres noticias en torno al cómic que afectan a autores de gran talla como Bill Watterson, Max o David Rubín y que se han reproducido en la página de El País (click aquí), diario al que hemos tenido el honor de participarlas desde la redacción de Tebeosfera.

Cuando acaba el año y la crisis atenaza más que nunca a los tebeos, este tipo de acontecimientos no hacen sino perjudicar a la industria. Esperemos que durante los próximos días se resuelvan todos los asuntos con buena voluntad.

Tebeosfera. No buscamos culpables.

martes, 24 de diciembre de 2013

HA MUERTO JOSÉ ORTIZ


Ha fallecido José Ortiz.

Este dibujante valenciano era uno de los máximos representantes de un modo de hacer historietas que ha pasado a denominarse "clásico", pero también fue un profesional que supo adaptarse a la evolución de la industria desde la época de la producción estajanovista hasta la actualidad, manteniendo una capacidad y un nervio que le permitían abordar cualquier realización en cualquier género.

Uno de sus primeros tebeos, AVENTURAS DE GUERRA, editado por Favencia.

De Ortiz se recuerda sobre todo su pulso, su dominio de la mancha y la acción, y su lealtad a la aventura. Comenzó entre Favencia y Maga, pero destacó sobre todo en este sello con sus héroes del Oeste o de la selva. Triunfó en los EE UU creando ambientes de horror, y también en España en series de ciencia ficción, sin perder un ápice de su nervio creativo. Hasta el siglo XXI estuvo trabajando, sobre todo para Italia, último reducto de la aventura al estilo tradicional, dibujando, por ejemplo, Tex, uno de esos héroes que nunca mueren.

La obra de Ortiz tampoco morirá mientras haya un lector que disfrute con sus viñetas.
Y jamás dejará de existir ese lector.

Nuestro homenaje es su ficha en Tebeosfera, con gran parte de su obra localizada.

Ozono, una de sus últimas creaciones, publicada en L`Eternauta.

Nuestro pésame a sus familiares y allegados. DEP.

domingo, 22 de diciembre de 2013

FINALIZA T11


 
En Tebeosfera hemos dedicado los últimos tres meses a repasar la obra de Jan. Ha sido un número monográfico corto, con pocos artículos pero (pensamos) de gran interés para el aficionado. Comenzamos en septiembre con dos textos sobre su trayectoria en Cuba, país al que emigró con su familia a finales de los años cincuenta. Con enorme amabilidad Juan Padrón, el afamado cineasta, y Roberto Hernández, teórico cubano, nos brindaron sendos artículos sobre su relación personal con el autor español, el primero, y sobre las historietas cubanas de Jan, el segundo. Escritos de gran valor sentimental y documental, por lo complicado que resulta cualquier estudio centrado en el cómic cubano. Manuel Barrero profundizó en los inicios de su carrera profesional, antes y después de su exilio voluntario, hallando historietas poco conocidas y analizando su evolución progresiva hasta su madurez profesional. La primera reseña la escribió para nosotros Daniel Fernández, casualmente de una obra que podría estar de plena actualidad, situándola con precisión en su momento histórico. Una etapa larga y con abundancia de material fue la que dedicó Jan a la ilustración infantil con verdaderas joyas para el recuerdo, y Alfons Moliné hizo un precioso repaso a dichas obras. La siguiente obra reseñada, también considerada menor en la trayectoria del historietista, fue analizada por Álvaro Pons. Y David Fraile, creador de La Página Escarolitrópica Gmnésica de Superlópez, auténtica enciclopedia sobre la obra de Jan, elaboró un inmenso (en cantidad y calidad) repaso a las historietas del personaje más famoso del autor, Superlópez. Jordi Canyissá también colaboró con un necesario rescate de la obra de Jan en la efímera revista Jauja, mientras que Carlos de Gregorio nos contaba todo sobre la magnífica serie Pulgarcito. Por si fueran pocos los teóricos ilustres, también Antoni Guiral quiso sumarse al proyecto con otra reseña de una obra atípica. Y terminamos el número con dos reseñas más, la que hizo Quim Zafra de la serie Viceversa, otra obra recuperable, y el texto de Javier Mesón sobre Tadeo Jones.



Queremos agradecer a todos los colaboradores la ilusión y el esfuerzo que han depositado en sus trabajos sobre Jan. Hay que agradecer también la labor de nuestros tebeditores, incansables (y poco reconocidos) trabajadores en la recuperación de la memoria del tebeo español, que han elaborado cientos de fichas de publicaciones para este número. Y por último, agradecer la labor de Manuel Barrero, que supervisó todos los textos, investigó con ahínco y apoyó el proyecto desde el principio; a Alejandro Capelo, que supervisó también varios textos mejorándolos como pocos pueden hacer; a Félix López, que consiguió y fomentó los contactos cubanos obteniendo información impagable; y a Antonio Moreno, hombre insustituible en Tebeosfera, que editó infatigable todos los textos y se encargó del diseño de las portadas, sin cuyo trabajo este número no hubiera sido posible.

Y por supuesto, queremos mostrar nuestra rendida admiración a Jan, de cuya obra deseamos seguir disfrutando mucho tiempo.


Javier Alcázar, coordinador de T11.

sábado, 21 de diciembre de 2013

EL SUPERHEROÍSMO VA A LLEGAR

Si por algo es conocido Jan es por su personaje Superlópez, paradigma de la parodia de superhéroes en España. A él le ha dedicado, con mayor o menor intensidad, la mayor parte de su carrera, y a él le debe su reconocimiento internacional y el que sea hoy día uno de los pocos autores de historieta para jóvenes lectores que puede seguir publicando en nuestro país. Pero evidentemente Jan es mucho más que Superlópez (como habrán podido comprobar los que hayan estado leyendo nuestro monográfico de Tebeosfera dedicado al autor), y su dedicación al cómic para niños es encomiable.

Aunque pueda pecar de fijación sicológica, dentro de su vasta producción ha tenido espacio para nuevos remedos de superhéroes, como demostró en los años ochenta con las páginas de Superioribus, personaje aparecido inicialmente como complemento en algunos de los tebeos de superhéroes de Forum y que rescataba el espíritu del primigenio Superlópez, con una parodia del comic book americano y sus clichés que contaba las desventuras de un musculado superhéroe con muy buenas intenciones pero que hubiera tenido dificultades para pasar cualquier sicotécnico. 

En setiembre de 2011 aparecía Cederrom, otro nuevo héroe creado por Jan, en esta ocasión en un intento de “modernización” que resultó frustrado casi desde el primer momento (quizás empezando por el nombre del personaje, un soporte informático ya algo desfasado en la fecha de publicación), y que dibujó con un estilo que recordaba más al de su seudónimo Pikágoras.

En Tebeosfera nos gustan los superhéroes, nos gustan las parodias, nos gustan los tebeos, y sobre todo nos gusta Jan. Y nos hemos liado a hacer fichas de series y de tebeos, que ofrecemos a continuación:



Tebeosfera. Tebeoribus.

martes, 17 de diciembre de 2013

TRAZOS ANGULOSOS

El mercado de las revistas de historietas en España cambió en los noventa. Aún quedaban rescoldos del dichoso “boom” de revistas para adultos, que se fueron apagando según avanzaba la década, y las publicaciones infantiles y juveniles tenían representación casi exclusiva en los títulos que había heredado Ediciones B de Bruguera y que sostenía a duras penas en esos años inciertos de auge del comic book americano y del manga.


Jan seguía con Superlópez, pero intentaba abrir nuevos caminos incluso fuera de la historieta para niños que tan bien se le daba. Y en 1993 comenzó a colaborar en la revista ¡¡Al ataque!!, propuesta de Ediciones B para un público lector más amplio, el mismo que disfrutaba del programa que Alfonso Arús y compañía ofrecían en televisión con humor absurdo (y a veces algo chabacano). Aunque los colaboradores de ¡¡Al ataque!! eran los habituales de las revistas de B, los contenidos de la publicación tenían un tono distinto al de las revistas infantiles, y quizás por este motivo Jan usó un enigmático pseudónimo, Pikágoras, con cierto ajuste en el dibujo que utilizaba trazos más angulosos. 

El carácter más “adulto” de los guiones, escritos por Jaume Ribera, sustentados por personajes habituales del programa, temáticas políticas o de actualidad y algo de erotismo light con chistes subidos de tono, no acababa de cuadrar con el estilo de Jan / Pikágoras (al que ya habíamos visto desarrollar historias con componente sexual en, por ejemplo, Laszivia). Sin embargo, continuó con esta labor en 1994 en El Chou, publicación casi idéntica que de nuevo intentaba rentabilizar la fama de un nuevo programa de Arús, e incluso firmó de esta forma las historietas de actualidad que realizó para la última etapa del TBO de Ediciones B. Ni los temas elegidos, ni el ligero cambio de dibujo (que parece que últimamente se ha convertido en su dibujo estándar), ni el uso de pseudónimo, pudieron ocultar que tras esas historietas se encontraba un gran dibujante. Mostramos hoy las fichas de estas publicaciones, anecdóticas, circunstanciales y de poco recuerdo en el aficionado, pero que llegaron a tener gran difusión y predicamento en su época.



Y añadimos la magnífica ficha de TBO de Ediciones B:



(Fichas fruto de la labor de muchos de nuestros tebeditores, de entre los que habría que destacara a Ricard Sitjà, Jordi Manzanares, Eduardo Urrutia, Antonio Moreno, Manuel Barrero y Andrés Álvarez).




Tebeosfera. No nos hacen falta pseudónimos.




sábado, 14 de diciembre de 2013

LA SAGA DE TADEO JONES

Cada vez que publicamos un artículo sobre un determinado tema, en Tebeosfera nos gusta mostrar las fichas de las publicaciones relacionadas con ese texto. No en vano, atesoramos el Gran catálogo de la historieta, la mayor base de datos sobre tebeos españoles creada hasta la fecha. Y como hace poco publicamos la reseña de Tadeo Jones escrita por Javier Mesón, ahora sacamos a relucir las fichas de las publicaciones que hasta ahora han sido:




Pero además, queremos mostrarles otro de los conceptos que manejamos al catalogar tebeos, el de SAGA. Si la serie de un determinado personaje engloba todas las apariciones de dicho carácter en distintas publicaciones, la de saga permite también englobar las de sus apariciones en todos los medios.
Para entenderlo bien, lo mejor es observar detenidamente la ficha de saga de Tadeo Jones creada por una persona que nunca nos cansaremos de mencionar, el ínclito Félix López.




Tebeosfera. La saga continúa.

jueves, 12 de diciembre de 2013

DE ARQUEÓLOGOS FRUSTRADOS

La labor de Jan en los últimos años se ha centrado en prolongar las aventuras de su creación más famosa, Superlópez, en detrimento de otros personajes más carismáticos o imaginativos o con mayor potencial pero que han sucumbido a las circunstancias editoriales y de mercado. A pesar de esto, siempre ha tenido tiempo para alumbrar nuevas historias, colaboraciones esporádicas o intentos de nuevos personajes que se alejaban de la rutina de la parodia superheroica. Un caso curioso ha sido el de Tadeo Jones, creado por Enrique Gato para un cortometraje de animación y posteriormente adaptado al cómic por Jan. De ambas vertientes, la cinematográfica y la historietística, nos habla el divulgador y teórico Javier Mesón en la reseña que ha elaborado para este número monográfico de Tebeosfera.
 
 
 
 
Tebeosfera. Labor de arqueología.

lunes, 9 de diciembre de 2013

BUENOS TEBEOS Y VICEVERSA

Salvo los que estuvieran afiliados al Club Infantil de El Monte, los que prestaron atención en su momento o los que han recurrido al (a veces excesivamente usurero) mercado de segunda mano, pocos han podido disfrutar de las maravillosas aventuras del personaje Viceversa. La particularidad de los productos donde apareció, la revista Rumbo Sur y el libro Fechas Mágicas, de edición patrocinada y distribución limitada, han hecho que Viceversa sea considerado un personaje "menor" dentro de la abundante producción de Jan, aunque realmente es una de sus creaciones más personales, divertidas y bellas. En Tebeosfera nos gustaría poder solventar esta "injusticia", pero nos tenemos que limitar a mostrar las fichas de las cabeceras donde apareció, excelsamente catalogadas por nuestros tebeditores.




A lo que añadimos la ficha de serie de Viceversa creada por Félix López, feliz embajador europeo de las labores tebeosféricas con reciente éxito en Luxemburgo.


Tebeosfera. Fichas felices y viceversa.

martes, 3 de diciembre de 2013

VICEVERSA EL TROTACOSMOS

Da lástima que una serie tan hermosa como Vicerversa haya sido tan poco accesible a la mayoría de los aficionados a la obra de Jan en particular y del cómic en general. Se trata de un conjunto de historietas dirigidas a un público infantil, cierto, y está plagada de disparatadas propuestas de carácter fantástico, indudablemente, pero es uno de los tebeos más frescos, simpáticos y ágiles de su autor. Lo es porque en esas páginas tuvo completa libertad para ubicar sus universos y, dentro, sus detalles cariñosos, sus pequeños personajes transeúntes, amén de ciertos elementos e ideas que luego desarrollaría en las aventuras de Superlópez y otros personajes.
La hermosura a la que aludíamos se corresponde con su edición, que fue a lo grande. Si grandes eran las páginas donde hizo su debut, Rumbo Sur, revista gratuita lanzada por una entidad bancaria y que no se pudo comercializar, más grandes aún eran las páginas del libro Fechas mágicas, donde continuaba sus aventuras, tebeo extraordinario que solamente tuvo una emisión de 1.992 ejemplares en su día.
Quim Zafra nos recuerda las peculiaridades de esta escurridiza serie y la emoción de leer al Jan más libre en el artículo titulado:




Tebeosfera. Trotatebeos.

jueves, 28 de noviembre de 2013

TODA LA LASCIVIA NECESARIA

La obra de ciencia ficción humorística y sicalíptica Laszivia se publicó por entregas en la revista HUMOR A TOPE de Norma Editorial, que luego recopiló en un libro toda la obra, dentro de su colección CIMOC EXTRA COLOR

Glénat reeditaría este singular trabajo de Jan en el siglo XXI, con una ilustración diferente para  la cubierta  en una edición mejorada con un estupendo prólogo de Antonio Martín.

Todo lo tenemos fichado en Tebeosfera.

 




Tebeosfera. Ediciones lascivas o esquivas, todas catalogadas.

lunes, 25 de noviembre de 2013

JAN TAMBIÉN PUEDE SER LASCIVO

Dedicado prácticamente durante toda su carrera a la historieta infantil y juvenil, resulta curioso encontrar dentro de la obra de Jan Laszivia, una historieta con referencias (y dibujos) explícitamente sexuales
Fruto de la deriva profesional que supuso el cierre de Bruguera a mediados de los años ochenta, Laszivia es una rara avis sin continuidad destinada a revistas de corte erótico humorístico en principio, lo cual no quita que sea una magnífica obra, muy digna de destacar dentro de su enorme producción.
Como también digna es la reseña que Antoni Guiral ha realizado para Tebeosfera de esta "pieza menor" de Jan, que hoy presentamos con satisfacción.





Tebeosfera. Humor sexual sano.

viernes, 22 de noviembre de 2013

PULGARCITO, LA SERIE

Realizar una ficha de serie puede parecer fácil, si tenemos en cuenta la facilidad con la que Félix López las fabrica (como está demostrando en este número). Pero no se dejen engañar: la ficha de serie aglutina todas las apariciones del personaje en diferentes publicaciones, y muchas veces  la investigación que esto requiere no queda reflejada en los hipervínculos que se muestran en el ordenador. Todo está a mano, pero alguien tiene que dejarlo al alcance de la mano. Como Félix ha hecho, también, con Pulgarcito, la magnífica creación de Jan.





Tebeosfera. Trabajamos en serio en las series.

jueves, 21 de noviembre de 2013

TODO PULGARCITO

La pequeña creación de Jan tuvo una vida corta, suficiente para calar en la memoria de todos los aficionados. Sorprendentemente, y salvo el tomo de Clásicos del Humor editado en 2009, sus historietas nunca se han recuperado (al menos hasta ahora). Los niños de los ochenta (y los aficionados habituados a la compra de segunda mano) los pudimos disfrutar en su propia revista y en los recopilatorios de Olé!.

Como siempre, todo ello lo tenemos archivado en Tebeosfera.


http://www.tebeosfera.com/obras/numeros/clasicos_del_humor_rba_2009_36.html


Tebeosfera. Todo en su sitio.

lunes, 18 de noviembre de 2013

ALGO PEQUEÑITO

Jan es conocido sobre todo por su personaje más longevo, Superlópez, pero en su ya larga trayectoria profesional ha dado vida a numerosos personajes importantes (como estamos comprobando en este número monográfico de Tebeosfera). Pensamos que si tuviéramos que elegir alguno de sus seres para ocupar el segundo puesto en importancia, ese sería el pequeño niño con enorme gorra que creó a principios de los años ochenta y al que llamó Pulgarcito. Un proyecto nacido como propuesta para un nuevo rumbo editorial de Bruguera se convirtió en uno de sus personajes más queridos (por los lectores y por el propio autor), entrañable, carismático y pedagógico, otra muestra más de que se podía hacer historieta dirigida a los niños de altísima calidad. Hoy presentamos en Tebeosfera un texto sobre este personaje escrito por Carlos De Gregorio, uno de los mayores expertos en cómic infantil y juvenil de nuestro país, y una pluma prodigiosa a la hora de plasmar sus conocimientos para regocijo de los aficionados.

[y sí, volvemos a disfrutar de una maravillosa portada obra de Antonio Moreno]

Tebeosfera. Algo grandecito…

viernes, 15 de noviembre de 2013

SERIES EN JAUJA

Un vaquero despistado y no muy despierto, y unos pueblerinos aislados en su valle del mundanal ruido de la modernidad. Estos son los protagonistas de las series que desarrolló Jan en Jauja, Cab Halloloco y Los últimos de Villapiñas (esta última con guión de Enrique Olivares, Oli). Ninguna sobrevivió a su publicación de origen, por lo que su vida fue corta aunque ambas fueron recuperadas en la revista Superlópez de Ediciones B. De ambas nos ha hablado Jordi Canyissà en su artículo sobre Jan en Jauja.



[no podemos decir su nombre, pero sí que las fichas han sido creadas por Efepunto Elepunto]


Tebeosfera. Series Halloloco.

jueves, 14 de noviembre de 2013

JAUJA, ESA REVISTA EFÍMERA

Probablemente, como muchos de los elementos que se nos presentan y descubrimos en la infancia y adolescencia, el recuerdo de la revista Jauja tenga un componente más nostálgico que real. Una revista similar a las de la época pero con papel más basto, con algunos autores que sonaban pero con otros que no reconocíamos, con unas lustrosas portadas pero un color nefasto en el interior, que no debió agradar a muchos porque cerró pronto, tras doce números.

Pero en ella Jan creaba nuevos personajes en su época de mayor virtuosismo gráfico, y Vázquez se soltaba la melena sin ser tan estridente ni chabacano como cuando firmaba como Sappo. Conocíamos al torpe Cab Halloloco, a los entrañables habitantes de Villapiñas, Ana y Cleto nos conducían por ridículos misterios y nos íbamos al bingo tan tranquilos. Solo por esto merecía la pena esta publicación.

Y como ha sido una revista poco contemplada, ofrecemos aquí su ficha completita, para deleite y solaz de los aficionados al tebeo.
 
 


 

Tebeosfera. Nunca nos ha tocado el bingo.

lunes, 11 de noviembre de 2013

EN EL PAÍS DE JAUJA

El dichoso “boom” del cómic que se inició a finales de la década de los setenta trajo por un lado múltiples iniciativas en la edición de cómic “para adultos”, pero también un intento de diversificación en las publicaciones dirigidas a la infancia. Con una Bruguera ya tocada, por su nefasta adaptación a los nuevos mercados y un abuso sin conciencia del prodigioso fondo de la editorial, era el momento de que nuevos proyectos salieran a la luz. Uno de ellos fue el intento de Ediciones Druida de emular a las revistas de Bruguera con un estilo algo más moderno con la revista Jauja, recurriendo a temas de actualidad y a autores que podían insuflar un aire nuevo en las viñetas. Jan fue uno de los que probaron suerte en este invento, gracias a su amistad con el editor Miguel Pellicer, elaborando para la efímera revista ilustraciones e historietas de dos series maravillosas, Cab Halloloco y Los últimos de Villapiñas (ésta con guión de Enrique Oliván, Oli).

De estos trabajos, de la revista, del papel que jugó Pellicer en el proyecto, de su posterior rescate, nos escribe (y maravillosamente) Jordi Canyissà, periodista, historietista y excelente teórico de los tebeos, en un texto que ha redactado con primor para este número de Tebeosfera dedicado a Jan.



Tebeosfera. Prosperidad y abundancia de buenos textos.

viernes, 8 de noviembre de 2013

SUPERLÓPEZ, ESE HOMB… SUPERHE… MEDIANÍA

Ya hemos visto en otras ocasiones que la versatilidad de una base de datos como Tebeosfera permite el cruce de información para crear nuevas fichas que reúnan contenidos aglutinadores. Ese es el sentido de las fichas de personaje, serie o saga, a veces complejas de elaborar pero muy satisfactorias una vez terminadas. Todo lo que hemos visto en los días anteriores queda resumido en la excelente ficha de serie de Superlópez, creada (¿adivinan?) por Félix López.

http://www.tebeosfera.com/obras/series/superlopez_jan_1973.html


(aconsejamos que si tienen tiempo y ganas, echen un vistazo al apartado “VER GALERÍA DE NÚMEROS CON ESTA SERIE” y queden embobados con lo bonito que queda todo juntito)

 

Tebeosfera. Serios con las series.

jueves, 7 de noviembre de 2013

LIBROS DE REGALO

Ya comentamos la “manía” de Bruguera de rentabilizar sus “esfuerzos” al máximo. Las historietas se publicaban en revista, después se recopilaban en colección aparte, a veces esa colección tenía versiones distintas, con frecuencia se recopilaban varios números en libros más gordos, que después se volvían a editar con otro nombre y nuevas cubiertas… Famosos eran los libros Super Humor, que recopilaban lo publicado anteriormente en cinco números de la colección Olé!, y que suponían un regalo perfecto para la chavalería de la época en comuniones, cumpleaños y otras celebraciones. Bruguera llegó a editar uno de estos tomos con las primeras aventuras del bigotudo, y Ediciones B continuó (y continúa) con la tradición, y son ya varios los tomos de la colección Super Humor Superlópez que recogen todos su álbumes hasta la fecha.



Tebeosfera. A ver quién nos recopila a nosotros…

miércoles, 6 de noviembre de 2013

TAPA DURA Y TAPA BLANDA

Ediciones B adoptó rápidamente los títulos y maneras de Editorial Bruguera. Tras iniciar de nuevo la publicación de cabeceras con títulos ya conocidos, también recuperó la costumbre de recopilar historietas ya serializadas en las revistas periódicas. Así, desde 1987 pudieron verse las aventuras de Superlópez en rústica (en la colección Olé) y en cartoné (dentro de Magos del Humor, que incluía también a otros personajes de la editorial). A partir de 2002 dejó de publicarse Olé Superlópez y pasó a llamarse Fans Superlópez. Y Magos del humor tuvo una guadianesca versión en catalán, Mestres de l’Humor. Estos formatos se convirtieron, al fin, en la única forma de poder continuar disfrutando de estos personajes una vez desaparecidas las revistas periódicas.

Y todos ellos están catalogados en Tebeosfera.



Tebeosfera. Fichas duras y fichas blandas.

martes, 5 de noviembre de 2013

DE NUEVO, SUPERLÓPEZ

Ediciones B fue creada por Antonio Asensio para continuar con la labor editorial de Editorial Bruguera, tras hacerse con el fondo editorial de ésta por un precio simbólico. Entre ese fondo se encontraban los tebeos que Bruguera llevaba editando desde los años cuarenta (y desde antes bajo la denominación El Gato Negro), y la labor editorial de Ediciones B tuvo un desarrollo continuista, imitando los esquemas y los títulos de la fenecida editorial. Superlópez obtuvo cabecera propia, una revista que combinaba aventuras nuevas del personaje junto con otras creadas por los dibujantes “heredados” de Bruguera de varias generaciones (de Vázquez a Ramis) y material europeo de calidad (de Margerin, de Gotlib). Una publicación muy interesante que se acompañó en sus primeros números con las reflexiones del autor en “las cosas de Jan”, una sección en la que explicaba la elaboración de sus historietas u otros asuntos relacionados con la creación artística en el cómic.





Tebeosfera. De nuevo, superfichas.

lunes, 4 de noviembre de 2013

PROYECTOS INACABADOS

A mediados de los ochenta el éxito de Superlópez era patente y se había convertido en un emblema más de la editorial Bruguera, a pesar de su corta trayectoria a la misma altura que personajes tan populares como Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape. De ahí que en 1985 obtuviera su propia cabecera, una revista idéntica al resto de las de Bruguera pero donde comenzó a serializarse “La gran superproducción” y que contaba con admirables portadas y pósteres centrales de Jan. Lamentablemente, la quiebra de la editorial dio al traste con la publicación, “La gran superproducción” quedó inconclusa (se editaría completa ya en libro) y Superlópez debería esperar a que Ediciones B, heredera de Bruguera, decidiera aventurarse de nuevo con sus historietas.





Tebeosfera. Acabando proyectos.

viernes, 1 de noviembre de 2013

¡OLÉ SUPERLÓPEZ!

La colección Olé!, surgida en los años setenta, fue la respuesta barata de Bruguera a los libros de historieta europeos que recopilaban las aventuras de los personajes más leídos en tomos recopilatorios. Bruguera abusó del sistema recopilatorio hasta la extenuación, pero según avanzaba la "crisis" de la industria de los tebeos para niños fue ajustando cada vez más el repertorio de personajes rescatados, llegando un momento en que los Olé! presentaban principalmente páginas de Mortadelo y Filemón y Zipi y Zape. A principios de los ochenta se intentó diversificar un poco el producto y se crearon títulos específicos dentro de Olé! para aquellos personajes en los que se preveía una mayor respuesta del público lector. Un personaje ya conocido pero de reciente renovación iba a ser uno de los que mayor éxito tuvieron: el Superlópez de Jan (y Pérez Navarro).
Hoy mostramos la ficha de esos primeros libros recopilatorios del personaje, elaboradas por nuestros aguerridos tebeditores Andrés Álvarez y Jordi Manzanares.


(y si alguien descubre el misterio de los ojos negros, le agradeceremos que lo comparta con nosotros)
Tebeosfera. Olé nosotros.

lunes, 28 de octubre de 2013

EL SUPERHÉROE DESMITIFICADO

Dentro del olvidadizo mundo de la historieta española, hay pocos personajes que perduren en la memoria colectiva y en el favor de los aficionados. Las modas pasan, y lo que un día es un tebeo superventas al siguiente es desterrado de nuestros pensamientos. Tampoco ayuda la práctica inexistencia de un fondo editorial que, salvo excepciones contadas, permita a las nuevas generaciones conocer a las viejas glorias del cómic español. Afortunadamente, entre los personajes que siguen teniendo actualmente vida editorial sana se encuentra uno creado por Jan, el autor al que estamos dedicando este monográfico de Tebeosfera. Superlópez, que en principio era un encargo que trataba de parodiar al superhéroe estadounidense por antonomasia y que después se convirtió en una historieta anodina de Bruguera, llegó a alcanzar a finales de los setenta y principios de los ochenta del pasado siglo una fama solo comparable a sus “compañeros” Mortadelo y Filemón. Este mismo año se cumplen cuarenta años de la creación del personaje, y nada mejor para homenajearle a él y a su creador que el artículo que presentamos a continuación. Una de las personas que más sabe de Superlópez (y por extensión de Jan), David Fraile, ha tenido la amabilidad de escribir para Tebeosfera un enorme artículo que repasa la trayectoria editorial del personaje y todas sus aventuras.


Disfruten con él.

(Y con la excelente labor de edición que está desarrollando Antonio Moreno, responsable del aporte gráfico del artículo y de la bonita portada que nos acompañará estos días).
[La imagen corresponde a una página de publicidad que apareció en los tebeos de Bruguera en 1979 anunciando al nuevo Superlópez]

Tebeosfera. Superándonos.

viernes, 25 de octubre de 2013

RECUPERACIONES

A pesar de llegar a ser un autor de éxito, Jan no vio recuperada su serie Pasolargo hasta fechas muy cercanas. Originalmente aparecida entre 1978 y 1979 por entregas en el suplemento semanal asturiano Espolique, el periódico de historietas, se mantuvo olvidada hasta que la editorial La Colla de la Pessigolla editó el libro recopilatorio en 2005. Eso sí, con dos páginas de historieta menos (mercado y dinero mandan), y con color e ilustración de portada añadidos.
Os mostramos las fichas de esta edición y, aunque mermadas, las de todas las encarnaciones del suplemento / revista dirigido por Isaac del Rivero (cualquier aporte para aumentar sus datos será bien recibido).




  


Tebeosfera. Recuperadores.

jueves, 24 de octubre de 2013

ETAPA DE ESPLENDOR

A finales de los setenta Jan había madurado en su estilo gráfico y con la ayuda de Pérez Navarro se había abierto camino en varios frentes simultáneamente. Por un lado prosperaba la parodia superheroica Superlópez, que comenzaba a tomar un rumbo distinto y mucho más afortunado, rico en humor y expresividad tras arrojar el lastre del ya caduco “estilo Bruguera”. Por otro, la recreación histórica (y circunstancial) de Nosotros los catalanes (del que pudimos leer un texto de Daniel Fernández hace poco). Y por otro, su colaboración en el suplemento asturiano Espolique, donde ambos autores volvieron a valerse del trasfondo histórico y de la parodia para crear el personaje Pasolargo, ayudante de descubridores y colonizadores. De gran calidad gráfica, la serie pasó desapercibida hasta su reedición en 2005 en un libro (del que ya hablaremos).
Hoy tenemos la suerte de contar con una firma de lujo, Álvaro Pons, para reseñar esta historieta.



Tebeosfera. A pasos agigantados (o largos).

miércoles, 23 de octubre de 2013

ALIBÉS POR JAN


Maria Dolors Alibés fue una escritora que dedicó toda su vida a alimentar el cerebro de los niños con imágenes sorprendentes. Se licenció en Historia y fue profesora (de lengua catalana), además de asesora de enseñanza de la Generalitat de Catalunya. Participó en medios de prensa y en la radio, y sus libros publicados por La Galera o Bruño siempre resultaron atractivos y frescos, muy interesantes para el niño por su llaneza y agudeza, las cuales estuvieron también presentes en sus colaboraciones con revistas de historietas, como Cavall Fort o Tretzevents. Murió anciana y poco reconocida, como todo aquel que se dedica a lo infantil por estos lares, condenado al anonimato salvo si has fundado una empresa de alcance global.

Sin duda el gran conocimiento psicológico de la mente infantil que poseía Alibés la capacitó para imaginar mundos tan apetecibles para ellos. Y más apetecibles se volvieron cuando los dibujó Jan. Nos referimos, claro está, a su colaboración en la serie Joana, la bruixeta / la brujita, protagonizada por una niña y su mascota (un cuco de reloj), un producto de maravillosa factura que reivindicamos desde aquí.

JOANA, LA BRUIXETA (BRUGUERA, 1980)

JOANA, LA BRUJITA (BRUGUERA, 1980)





Tebeosfera. Brujitas de tebeo.

martes, 22 de octubre de 2013

ÁNIMES ANÓNIMOS


Debemos reconocerlo: tardamos en darnos cuenta. Los dibujitos animados de Heidi, Marco y otras producciones tiernas del estilo nos parecían iguales, calcadas las unas de las otras, en nuestros años mozos. Cuando vimos esas series traspasadas a los tebeos seguimos experimentando lo mismo. Para muchos de nosotros, quienes dibujaron aquellas animaciones eran los mismos que habían dibujado estas viñetas. De hecho, hasta pensamos que ambos productos, los surgidos de la animación y de la historieta, se “fabricaban” en el mismo sitio. Y no. Uno se hacía en Japón, por un equipo de profesionales que cuidaban al milímetro cada uno de sus pasos creativos, y el otro se hacía en España, como un producto de explotación más de un sello editorial que usaba autores de gran talento para desarrollar trabajos impecables que no firmaban.
En efecto, así fue. Los tebeos que adaptaban las series de animación de Heidi, de Marco, De los Apeninos a los Andes, o de El perro de Flandes, fueron dibujadas por un Jan muy capacitado para imitar las bondades de los autores nipones pese a que nadie podía reconocérselo:

     LAS BELLAS HISTORIAS DE HEIDI
     MARCO. DE LOS APENINOS A LOS ANDES
     LAS EMOCIONANTES AVENTURAS DE MARCO
     SUPER MARCO
     EL PERRO DE FLANDES




Tebeosfera. Animados con los tebeos.

lunes, 21 de octubre de 2013

JUGUETES, AMENIDADES, PASATIEMPOS

Los tebeos han mantenido durante mucho tiempo, casi se podría decir que desde siempre, cierta dualidad “prensa / juguete”. Los primeros tebeos, desde los años diez, incluyeron recortables con los que el niño se construía dioramas o juguetes de papel; durante la edad de oro de nuestros tebeos abundaron los sobres sorpresa que equiparaban la idea de juguete con la de tebeo; y en los sesenta y setenta se puso de moda ofertar un tebeo acompañado de un juguete, costumbre que aún persiste hoy. Es más, los únicos tebeos infantiles que quedan en los quioscos son esos que vienen acompañaos de juguetes o repletos de pasatiempos, recortables, amenidades varias o secciones alusivas a universos infantiles mercantilizados.

Hoy recordamos la publicación Buenos días, en la que participó Jan, que consistía precisamente en eso, un “tebeojuguete”, con sus historietas flanqueadas por pasatiempos y otras amenidades, y con un objeto para jugar de regalo ocasional.

BUENOS DIAS (BRUGUERA, 1978)

BUENOS DIAS (BRUGUERA, 1981)

De paso, recordamos la nueva colección Lluvia de estrellas, en este caso porque me lo ha mandado el señor subdirector:

LLUVIA DE ESTRELLAS, NUEVA (BRUGUERA, 1984)




Tebeosfera. ¡A jugar con los tebeos!

viernes, 18 de octubre de 2013

CAUTIVAR AL NIÑO

No es fácil hacer cómics. Editar tebeos y convertirlos en un producto comercial de éxito cuesta mucho. Dibujar historietas y conseguir que resulten del gusto de la mayoría es harto complicado. Sorprender a un adulto o lograr insertar en él una emoción intensa entraña bastante dificultad (a veces necesitas más de cien páginas para conseguirlo). Y si bien puede parecer fácil sorprender a un niño con una o dos páginas de historieta, en realidad es tan difícil como emocionar a un adulto.

El niño tiene un desarrollo cognitivo que depende de los estímulos afectivos que recibe y también del contexto en el que crece, y es diferente para cada niño y cada época que le toca vivir. Nuestros hijos no entienden el mundo, ni lo disfrutan, como nosotros lo hicimos en nuestra infancia. Aunque parece ser que hay algo que no cambia: Tras superar el pensamiento simbólico para instalarse en el intuitivo, el niño vadea entre realismo, animismo y artificialismo durante esa edad tan maravillosamente compleja que va de los cinco a los diez años, y puede resultar fácil “entretenerle”, pero ¿cuántas veces, por cuánto tiempo, con qué garantías de que lo que va a leer es lo que verdaderamente le interesa? ¿Cómo mantener su atención deleitándole e instruyéndole al mismo tiempo?

En realidad no se sabe. Sin embargo, Jan parecía saberlo. Con sus ilustraciones e historietas capturaba la atención del menor, acaso por la afabilidad del trazo, y luego le seducía con sus imaginativas propuestas argumentales. Si a todo ello se añade una dosis didáctica resulta el pedagogo ideal. Y si eso lo trasladamos al papel y conseguimos mantener la frescura durante cierto tiempo, sin duda habríamos logrado el más difícil todavía.

Sí, puede parecer exagerado, pero realizar un tebeo como COLE-COLE, dibujándolo casi al completo él solito, con propuestas atractivas y originales para cada número y mantener eso durante meses… fue toda una hazaña. 

En gran medida lo fue gracias a que estaba ahí Francisco Pérez Navarro, claro:

COLE COLE (BRUGUERA, 1975)

COLE COLE (BRUGUERA, 1983) -2ª EPOCA-


(Estas dos colecciones las tenemos catalogadas de forma incompleta. Por favor, ayúdanos a completarlas!)

Tebeosfera. Enseñar deleitando.